5 consejos para comprar un dominio web

Si estás pensando en tener tu propio sitio web y estás a punto de comprar un dominio, échale un ojo a estos consejillos que te damos, seguro que te van a servir de ayuda. 

Primero, ¿Qué es un dominio web?

El dominio web es la dirección de tu web en internet. O dicho de otra manera, es el equivalente de tu dirección postal en internet. 

A nivel técnico la función de un dominio es la de conectar direcciones IP con servidores, para poder mostrar el contenido alojado, en este caso una web. 

A nivel de usabilidad la función del dominio es la de humanizar la red. Es más sencillo para el usuario escribir www.endemica.co que escribir una dirección IP, llena de números y de puntos, que además sería muy difícil de recordar.

Ahora que sabemos qué es un dominio y cuál es su función, vamos a ver qué aspectos debemos tener en cuenta antes de la compra. 

5 cosas que debes saber 

1. Que sea memorable y corto

Intenta que el nombre que escojas sea fácil de recordar y si cabe la posibilidad, que sea lo más corto posible. Evita las palabras difíciles de pronunciar y de recordar. Para esto ten muy en cuenta a tu público

Si tu público es extranjero, cuidado con las palabras raras o con caracteres que en su idioma no existen. 

Una buena prueba es que deletrees en voz alta tu dominio, así te darás cuenta de como suena y de si hay algún conflicto importante.

2. Usa el mismo nombre para todo

Uno de los errores más comunes es utilizar nombres diferentes en todas las plataformas. 

Si eres una casa rural y el nombre es “Casa El Laurel”, ese debe ser el nombre en las redes sociales, en las plataformas de venta y en el dominio de la web. 

¿Qué pasa si ya está ocupado?

Lo mejor es buscar otras fórmulas para el nombre, quizás “Casa Laurel”, “Casa Los Laureles”, “Los Laureles Rural” y seguir la misma recomendación: poner en todas las plataformas el mismo nombre. 

¿Por qué es tan importante? 

Pues la razón principal es para que te encuentren. Muchos viajeros buscan en Booking, Expedia, Airbnb y otras plataformas, y cuando encuentran un alojamiento que les gusta, se van a Google y buscan su página web. 

Imagina que en Booking tu nombre es “Casa Rural Los Laureles” y en tu dominio has cogido el nombre de ellaurel.com. No van a saber qué se trata del mismo lugar.

3. Comprueba la disponibilidad antes de comprar

Haz una pequeña lista de los dominios que te gustaría comprar y luego comprueba que están libres

Hay varias páginas web para comprobar la disponibilidad de un dominio en internet, pero nosotros te recomendamos Namechk.com

Introduces el nombre, le das a buscar y te aparecen las extensiones en las que el dominio está libre. Además también puedes ver si el nombre está libre en las redes sociales.

4. Dominio y hosting en el mismo proveedor

Aunque no es obligatorio, te recomendamos tener el hosting y el dominio en el mismo proveedor. 

Es más por comodidad que por aspectos técnicos. Tener todo centralizado en un sólo lugar es más sencillo para la gestión de los mismos, que tenerlo distribuido en diferentes proveedores. 

En este caso, nosotros solemos recomendar Webempresa que además tienen un servicio técnico puntero. 

5. Cuidado con la extensión del dominio

Por último, es importante que priorices la compra de un dominio con extensión .com sobre todo si tus clientes son internacionales. 

Si encuentras libre la extensión de tu país, intenta cogerla. En el caso de España sería el .es

Evita los dominios “raros” o secundarios, a no ser que sea justificado. Hace tiempo vimos una inmobiliaria que utilizaba el dominio .casa y nos pareció interesante. La dirección quedaba algo así: inmobiliaria.casa. En este caso, ese dominio raro aportaba valor. 

 

Y esto es lo básico que debes saber antes de comprar un dominio. Esperamos que te sirva de ayuda y aclare tus ideas. 

Cómo contratar hosting y dominio con Webempresa

El hosting y el dominio son totalmente necesarios para diseñar una página web. 

En el mercado hay disponibles diferentes opciones para contratar hosting y dominio desde la más conocida, y poco recomendable, IONOS (antes 1&1) hasta empresas muy pequeñas con nombres casi impronunciables. 

Nuestro proveedor de confianza es Webempresa, que ofrece soluciones de calidad a un precio muy asequible. Si tuviéramos que destacar su mejor cualidad, sin dudad nos decantamos por su servicio técnico, que funciona las 24 horas del día,  7 días a la semana.

Puede que haya otros proveedores con precios más bajos, pero muy pocos te ofrecen la seguridad de poder contactar con ellos en cualquier momento para solucionar un problema en tu web. Además sus paquetes son con precio cerrado y con todo lo necesario para tener una web segura y rápida.

¿Qué es el hosting?

El hosting es el espacio virtual para alojar tu web. Toda persona o empresa que quiera tener su propia página web debe tener un disco duro virtual en el que poder alojarla. 

El hosting con el que solemos trabajar es el Hosting WordPress de Webempresa, que ya está optimizado para este gestor de contenidos. 

La capacidad de este hosting debe ir acorde con el tamaño de la web que deseas diseñar. Para casas y pequeños hoteles rurales, el PLAN M irá genial. 

Si tu proyecto es mayor, vas a manejar varias propiedades o quieres alojar varios sitios web en el mismo hosting deberías optar por el PLAN L o XL.

El pago del hosting es anual. Es decir, todos los años tendrás que pagar por este servicio. 

¿Qué es el dominio?

El dominio es la dirección de tu página web en internet (por ejemplo endemica.co). 

Si aún no tienes dominio, puedes comprarlo a la vez que el hosting. 

Si ya tienes uno, tienes dos opciones: 

  1. Dejarlo donde lo tienes.
  2. Migrar a Webempresa y tener el hosting y el dominio con el mismo proveedor.

El pago del dominio también se hace de manera anual, por lo que todos los años tendrás que pagar por este servicio. 

Hemos escrito otro artículo para ampliar información sobre el dominio que quizás te interese. 

Cómo comprar el hosting en Webempresa

Para empezar debes entrar en este enlace http://bit.ly/Contratar-hosting-webempresa

Te llevará a la siguiente pantalla:

 

Pincha sobre Hosting WordPress, te llevará a la siguiente ventana:

 

 

Elige el plan que mejor se adapta a tus necesidades. Como te comentamos arriba, si tienes una casa u hotel rural con pocas habitaciones el PLAN M es ideal para ti. Si manejas más unidades alojativas o eres gestor de muchas propiedades, opta por el PLAN L o XL. Una vez lo hayas decidido, pincha sobre contratar. Te llevará a la siguiente ventana:

 

 

Aquí tienes 2 opciones:

  1. Si no tienes dominio, aquí puedes introducir el dominio que has elegido para comprarlo. Comprueba antes si el dominio está libre. Si no sabes cómo hacerlo pincha aquí y ve hasta el epígrafe en el que te contamos como comprobar si un dominio está libre.
  2. Si ya tienes un dominio, pulsa la opción 2. Más adelante si quieres puedes migrarlo a Webempresa, aunque no es obligatorio.

Una vez hayas elegido una de las dos opciones pulsa sobre continuar. Te llevará hasta el siguiente paso:

 

Esta es la ventana final, en la que realizas el pago. Todavía no confirmes el pedido, que podemos bajar un poco el precio. 🙂

Si estás en Canarias u otra región en la que no se aplique el IVA ve hasta la pestaña ACTUALIZAR IVA EN EL PEDIDO

Selecciona el país y la región. Automáticamente el precio habrá bajado:

 

 

Todavía podemos bajar el precio un 25%, gracias a nuestro código de descuento. En la pestaña de CUPÓN DE DESCUENTO introduce el siguiente código: Google

 

 

Después de hacer el registro y la compra, te llegarán varios mensajes al correo electrónico con las claves de acceso y algunos datos técnicos.

Guarda toda esta información porque será necesaria para poder acceder y comenzar con el diseño de tu página web.

Y esto es todo.

Esperamos que te haya servido de ayuda.

Instagram para turismo rural II: El Feed

En el anterior artículo sobre Instagram para turismo rural, hablamos sobre cómo esta red social ha sido capaz de crear destinos y de cómo influye sobre la experiencia del viajero. 

En esta segunda parte vamos a comenzar a adentrarnos en los entresijos de la red social, para mostrarte cómo sacarle partido a Instagram para tu negocio de turismo rural. 

Una imagen vale más que mil palabras

Como te comentamos en el artículo anterior, el contenido de Instagram es 100% visual por lo que todas sus funciones están al servicio de la imagen. 

Instagram tiene bien diferenciadas 4 funciones o partes: Instagram Stories, Feed de Instagram, IGTV y de forma reciente se añadió Instagram Reels. Hoy vamos a contarte qué es el Instagram Feed y cómo usarlo de manera correcta para generar oportunidades de reserva. 

El Feed de Instagram

El Feed es la parte fija de tu perfil, el lugar al que subes vídeos, fotografías, ilustraciones o GIF, entre otros contenidos visuales. Por si no te queda claro, te dejamos por aquí una muestra. 

Esa imagen general en forma de cuadrícula es el Feed. Como ves, es la parte central de tu perfil, o dicho de otra manera es tu escaparate principal. 

Un usuario se encuentra con una publicación que le gusta y entra en el perfil para ver el resto. Lo primero que hará es hacer scroll para ver el resto de imágenes y si lo que ve le gusta, comenzará a seguirte. Lo hará antes de leer tu descripción o cualquier texto que acompañe a una imagen. 

El usuario solo necesita unos segundos para decidir si lo que está viendo le gusta o no, y de esa decisión depende que comience a seguirte, interactuar y quizás en algún momento reservar o comprar su experiencia. 

Recuerda, que el 30% de los usuarios de esta red social compraron un producto o servicio porque lo habían visto en Instagram. 

Look and Feel

La traducción literal de este concepto es “Mira y Siente”. Parece el título de un disco noventero de Sergio Dalma o Laura Pausini.

Pero más allá del chistecillo que nos hemos marcado, el Mira y Siente define bastante bien la intención de lo que es el Look and Feel. 

Este concepto aplicado a Instagram hace referencia al estilo que se quiere mostrar en la red social. Este estilo, no solo tiene una función gráfica o visual, sino que también tiene un componente emocional, ya que lo que se pretende es conectar con las emociones del usuario, de ahí el Feel (emociones, sentimientos). Aprovechamos para recordarte el papel que juegan las emociones en la decisión de compra que hablamos en otro artículo

Volviendo al tema, para crear ese “estilo” es importante que tengas muy clara tu estrategia de marca. 

Tus valores, tu mensaje de marca, tu propósito o promesa, puede ayudarte mucho a saber que tipo de contenido es el que tienes que distribuir, a elegir los temas e incluso el tipo de imagen que tienes que crear. 

La parte gráfica de la marca, como los colores, texturas o tipografías te darán las claves para terminar de construir el estilo que estás buscando. 

La mejor forma de construir el Look and Feel es a través de un moodboard, en el que puedes colocar todas estas referencias y además añadir ejemplos de cuentas que veas alineadas con tu mensaje. 

Planificando el Feed

Planifica absolutamente todo lo que vayas a mostrar en el Feed. De hecho la segunda palabra más importante de este artículo después de Feed es PLANIFICAR. 

Recuerda que estás en Instagram porque esta red social ofrece la posibilidad de conectar con tu cliente potencial y generar oportunidades de venta. Ten en cuenta tus fechas clave, las promociones que quieres hacer, los temas sobre los que quieres hablar y ordena de manera correcta en el feed. 

Llegados a este punto queremos darte algunos tips para que evites errores frecuentes y consigas los resultados que esperas. 

Lo que no debes hacer

  1. Subir contenido aleatorio. No subas contenido sin planificar, o por lo menos no lo hagas de forma frecuente. Cuida cada una de las imágenes que componen tu feed.
  2. Intenta no saturar el feed con imágenes llenas de elementos o con mucho texto. Los vacíos también son importantes.
  3. No pongas el logotipo en todas las publicaciones, además de no ser necesario porque cuando alguien ve tu publicación también ve tu nombre y puede acceder a tu perfil, satura y ensucia el feed
  4. Si estás empezando, evita las composiciones complejas de 3, 6 o más imágenes. Esto exigirá más trabajo de tu parte y un mayor esfuerzo, porque mantener ese feed implicará más trabajo de tu parte. 

Lo que debes hacer

  1. Basa tu contenido en tu estrategia de marca: valores, mensajes, colores, etc.
  2. Haz pruebas antes de publicar las imágenes en el feed. Coloca las imágenes en filas de 3 y comprueba que la composición que has elegido funciona. Para hacerlo, puedes usar Canva o una hoja de Excel.
  3. Planifica todo tu contenido basándote en tus objetivos, promociones, temporadas y lanzamientos. Así podrás prever con tiempo el contenido que vas a compartir y alinearlo con tu Look and Feel. 
  4. Si vas a encargarte de la fotografía, busca inspiración en Pinterest o en otras cuentas de Instagram. 
  5. Usa aplicaciones de edición fotográfica para editar tus fotografías y crea ajustes predefinidos para aplicar a todas las fotos. Así conseguirás unidad estética. Puedes usar VSCO o Snapseed. 

Para terminar

Te dejamos por aquí algunos ejemplos de feed muy molones que transmiten muy bien su mensaje de marca y que seguro que te va ayudar a entender mejor todo lo que te hemos contado arriba. 

Esperamos que te sirva de ayuda y que lo puedas poner en práctica muy pronto. Si te abruma todo este asunto de Instagram para turismo rural, podemos echarte una mano a través de nuestro servicio de consultoría, puedes echarle un ojo pinchando aquí

Azul Bereber – Viajes y Experiencias en Marruecos

Anabel de Azul Bereber se dedica a organizar viajes, experiencias y otros eventos en Marruecos. Como puedes ver, la paleta de color que ha escogido, las texturas y encuadres de las imágenes son muy claras y evocan directamente al exotismo de Marruecos como destino.

Jabalina Country Tents – Glamping

Si no conoces el término Glamping no te preocupes, es relativamente nuevo. Un Glamping es un camping de lujo. «Glam» de Glamour o lujo y el «Ping», pues lo que queda de camping.

 Jabalina Country Tents es un Glamping ubicado en Cádiz en medio de la naturaleza. En las imágenes predominan los tonos cálidos combinados con el color de la naturaleza que pretenden transmitir el confort, el encanto y la exclusividad de este lugar.  

 

10 ideas para conseguir reservas directas en tu página web

En el estudio solemos recibir muchas consultas relacionadas con cómo conseguir reservas directas en la página web de un alojamiento rural.  Así que nos hemos animado y hemos escrito este post con 11 aspectos fundamentales que debes cuidar en tu web y en tu estrategia para motivar al usuario a reservar en tu web. 

Web segura 

Antes de intentar conseguir reservas de manera directa en tu web, asegúrate de que está optimizada para ello y que además cumple con la normativa. En el caso de Europa, la web debe cumplir con la RGPD y los formularios de contacto deben estar adaptados a esta normativa

¿Te has fijado que en la barra en la que introduces la url (dirección web) aparece un candado que te indica que es un lugar seguro? Pues eso es el certificado SSL. Aún cumpliendo con la normativa, es recomendable tener instalado el certificado SSL en la web, sobre todo si vas a manejar datos personales de carácter confidencial, porque ofrece una capa de seguridad extra, que hará que el usuario confíe en el sitio web. 

Además, otra de las ventajas de tener instalado el certificado SSL, es que posiciona mejor tu web en los buscadores. 🙂

Trabajar la imagen de marca 

La imagen o identidad de la marca es el escaparate de tu alojamiento o negocio de turismo rural. Si tienes un proyecto único, tu marca y tu web deben transmitir los mismos valores que éste. 

En otros artículos te hemos contado como la coherencia entre todos los elementos que componen la marca juega un papel fundamental en la decisión de compra o reserva.  

Si tienes una imagen de marca y una web anticuada, tienes menos oportunidades de generar una reserva. Recuerda que quién está al otro lado es un posible cliente y que se encuentra a kilómetros de tu establecimiento, por lo que el único contacto directo que tiene con tu marca es el que va a encontrar en tu web. 

Tener disponible la opción idiomas

Al menos debes tener la web en un idioma extra aparte del español. Puede que alguien que visite tu web desde otro país quiera disponer de la información en un idioma que pueda entender para tomar la decisión de compra.

Intenta contar con los servicios de un traductor profesional y evita las traducciones automáticas ya que éstas suelen hacerse al pie de la letra y el resultado no suele ser bueno.  

Integrar un motor de reservas

Si quieres recibir reservas directas lo más fácil es que instales en tu web un motor de reservas. Según las últimas encuestas publicadas por el Observatorio de Turismo Rural, el 70% de los usuarios quieren realizar la reserva de forma directa y online, pero sólo un 12% lo consigue. 

El viajero quiere reservar su estancia en tu web, no en Booking, Expedia o en cualquier otro intermediario. 

Hay varias opciones en el mercado que además de motor de reserva ofrecen channel manager, para que puedas gestionar desde un mismo lugar todas las reservas. Si aún no tienes motor de reservas y channel manager, te recomendamos AvaiBook que ofrece soluciones adaptadas para cada alojamiento a precios muy competitivos. 

Tener disponibles los precios, el calendario de ocupación y condiciones

El 45% de los viajeros que quieren reservar online, abandonan el proceso de compra si no tienen disponible el calendario de ocupación y el precio. 

Es imprescindible colocar un calendario en el que el usuario pueda ver la disponibilidad y el precio antes de reservar, así como las condiciones de reserva. Así consigues dos cosas: 

  1. Ahorrarás tiempo al usuario y le será más fácil continuar con el proceso de reserva. 
  2. Dejarás claras cuáles son las condiciones de reserva (como las noches mínimas, edad mínima, si la limpieza está incluida en el precio, si cobras fianza o no, etc.) con lo que evitarás reclamaciones y malos entendidos en el futuro. 

Ofrece un descuento o una ventaja por reservar directamente en tu web

Debes competir con las OTA’s para que la reserva se haga en tu web y no en uno de sus portales. Ofrece a quienes han llegado hasta tu web un incentivo por reservar en ella. Quizás un pequeño descuento o un valor añadido, como una botella de vino en la bienvenida, un cheque descuento en un restaurante de la zona, o una guía de qué hacer en la zona, exclusiva para tus clientes. 

Simplifica los pasos para reservar

Intenta que el proceso de reserva sea muy sencillo, cuantos menos pasos haya que seguir mucho mejor. También es importante que evites las sorpresas: intenta dar un precio cerrado con todo incluido. No es lo mismo ver que la noche cuesta 60€ y que en cada paso se va sumando: 50€ de limpieza, 150€ de fianza, etc. a decir que la noche cuesta 80€ y listo. 

Agrega el botón de reserva en varios lugares de la web

No olvides que el objetivo de la web es convertir visitas en reservas, así que incluye el botón de reservar en varios lugares de la web. 

Añade botones de reserva en tus redes sociales

El motor de reservas de AvaiBook te permite colocar en las redes sociales un botón de reservar que te lleva directamente a la página de reservas, aumentando las posibilidades de conseguir una reserva a través de las redes sociales. 

Flexibilidad en la cancelación

La flexibilidad en la cancelación es una de las razones de peso por las que el viajero suele terminar reservando en Booking, Expedia o cualquier otro intermediario de este tipo. Busca la manera de ser flexible en la cancelación, puedes hacerlo añadiendo excepciones de fuerza mayor, recortando los días de cancelación o devolviendo una parte del importe pagado. Lo importante aquí es que tanto el viajero como tu, encuentren un punto de conformidad y seguridad que le permita realizar la reserva con todas las garantías. 

Fidelizar

Es mucho más barato y fácil mantener un cliente que ganar uno nuevo. Por eso tienes que preparar un plan de fidelización que te permita seguir en contacto con tus viajeros más allá del propio viaje. 

Las opción más clásica es la de las felicitaciones en cumpleaños o navidad donde puedes incluir descuentos a modo de regalo. Las tarjetas de puntos también son otra opción.

Si quieres ir un poco más allá, piensa que estos viajeros tienen amigos, familias, compañeros de trabajo, que es probable que también viajen. Envíales descuentos, promociones, o información de valor que puedan compartir con otras personas. Quizás alguno tenga pensado viajar y solo necesita un empujoncito para decidir a dónde. 😉

Esperamos que puedas poner en práctica estos consejos y que comiences a recibir reservas directas en tu web. 

Marketing de atracción para Turismo Rural

El Marketing de atracción es una estrategia de marketing digital que está triunfando y que se ha convertido en el presente y futuro del marketing.

Hasta hace algunos años, la mayoría de las estrategias de marketing y ventas eran muy intrusivas. Piensa en esos anuncios que aparecen en mitad de un vídeo, los mensajes emergentes de páginas web o el correo que llega a tu bandeja de entrada y que no tienes ni idea de lo que vende ni por qué te ha llegado a ti. 

Este conjunto de acciones y estrategias intrusivas se las conoce como Outbound Marketing, y su mantra principal es “el que la sigue la consigue”. Vamos, que te bombardean una y otra vez con el mismo mensaje, con el objetivo de lograr un mejor posicionamiento de marca y que al final, cuando la necesites termines comprando. 

Así sería la relación: 

El problema de estas técnicas, es que ya no son tan eficaces. El comportamiento del usuario ha cambiado y la forma que tiene de relacionarse con las marcas también lo ha hecho. A nadie le gusta que le bombardeen con publicidad y mucho menos si éstos no están alineados con los intereses de quién los recibe. 

Perseguir al cliente en cada uno de los movimientos que hace para ofrecerle el mismo mensaje una y otra vez, no sólo no es eficaz, sino que puede tener consecuencias negativas para la marca

Marketing de atracción o Inbound Marketing 

Aunque hay muchas empresas que siguen utilizando de manera mayoritaria las técnicas del Outbound Marketing, hay un sector importante que se decanta por técnicas no intrusivas en las que el objetivo principal es atraer al cliente. 

Este conjunto de acciones son el Marketing de Atracción o el Inbound Marketing. 

La principal característica de esta estrategia es que pone al cliente en el centro de todas sus acciones. Sus intereses, necesidades y anhelos son los pilares fundamentales para conquistarle. 

El Marketing de Atracción se basa en la creación de contenido de valor, que se distribuye a través de diferentes canales con el fin de atraer a nuestro cliente, en este caso viajero, hasta nuestra página web, dónde podremos convertir la visita en venta. 

Así es la relación entre marca y público:

Implementar esta estrategia, te ayuda por un lado a mejorar tu imagen de marca y por otro te posiciona como un especialista dentro de tu sector. Generando así mayores oportunidades de reserva o venta de tus servicios o productos. 

El Cliente 

Para que el Marketing de Atracción funcione, debes tener muy claro quién es tu cliente.

Un consejo, analiza los datos de reserva de tus clientes y seguidores en perfiles sociales. ¿Son hombres o mujeres? ¿Parejas o familias? ¿Mayoritariamente nacionales o extranjeros? ¿Qué meses del año viajan más? ¿Qué edad tienen? ¿Qué servicios contratan?

Esto es sólo un ejemplo de todos los datos que puedes analizar para comenzar a construir el perfil de tu cliente. Analiza también su comportamiento, los comentarios en redes sociales o en portales de reserva, puede darte muchas pistas sobre sus necesidades y puntos de dolor.

Cuando hayas recabado todos los datos, construye su perfil e intenta que sea lo más real posible. No des por nada por supuesto, si sigues teniendo dudas puedes hacer un cuestionario y distribuirlo entre tus viajeros para que te den las respuestas que necesitas. 

Ciclo de compra

Una vez tienes claro quién es tu cliente, debes interiorizar cómo se produce la compra en entornos digitales. 

A través del embudo de conversión podemos ver las diferentes fases por las que pasa un clientes hasta que termina convirtiéndose no sólo en un cliente, sino en un enamorado de la marca. 

En un artículo anterior hablamos del Traveller Journey que es la adaptación de este embudo al sector de los viajes. Si no lo has leído te aconsejo que le eches un ojo, porque te va a ser muy útil para lo que viene a continuación. 

Cómo implementar el Marketing de Atracción

Bien, ya sabes quién es tu cliente y conoces las fases por las que pasa antes de convertirse en un enamorado de tu marca. 

Ahora tienes que crear el contenido para cada una de esas fases. Para ello ten muy en cuenta cuáles son los intereses y las necesidades de tu viajero en cada una de ellas. No va a necesitar lo mismo en la fase de “soñar” que en la de “planificar”.

Puedes crear un blog, un canal de Youtube o incluso un podcast en el que distribuir ese contenido. Cuando hagas el análisis de tu cliente, presta atención a los canales en los que se encuentra y cómo prefiere consumir el contenido, eso te hará mucho más sencilla la tarea de distribución. 

Consejos

  1. El Marketing de Atracción es muy eficaz, pero debes tener en cuenta que se trata de una estrategia a medio-largo plazo, por lo que no verás los resultados de manera inmediata. Debes ser constante y planificar con antelación los contenidos a distribuir. 
  2. Recuerda que el foco debes ponerlo siempre en el viajero y sus necesidades, ponte en su lugar y crea contenido diferente para cada una de las fases en las que se encuentra. 
  3. Analiza los datos de tu web y tus redes sociales para comprobar que las acciones que estás llevando a cabo están teniendo resultados y generan impactos positivos para tu marca. 

Algunas ideas

Tanto si tienes una casa o hotel rural, un negocio de agroturismo o eres un proveedor de experiencias, puedes aplicar esta estrategia en tu negocio. Lo único que cambiará serán las necesidades del cliente en cada una de las fases. 

Por aquí te dejamos algunas ideas que puedes llevar a la práctica:

  1. Crea guías de viaje, habla sobre lo que conoces de tu entorno. Aunque te parezca muy típico, a alguien que se encuentra miles de kilómetros le será una información muy útil. 
  2. Distribuye consejos de viaje. Ayúdales con su equipaje, muéstrale según sus intereses que pueden hacer en el destino o recomienda el mejor rent a car de tu zona. 
  3. Crea un blog y cuéntales tu día a día, muestra los restaurantes, fruterías, senderos, playas o mercados que pueden visitar. 
  4. El vídeo siempre es una buena idea. Utiliza este formato para distribuir historias interesantes, como opiniones de clientes o los recursos turísticos de la zona. No olvides distribuirlo en tu web, en Youtube y en las redes sociales. 
  5. Contenido descargable: checklist, mapas, listas sobre cosas que hacer en el destino, etc. Todo este contenido es muy sencillo de crear y aporta valor al viajero. Imagina que en el artículo en el que das consejo sobre el equipaje, incorporas una checklist descargable y editable en PDF con todo lo necesario para el viaje. ¡Lo petas!
  6. Vigila el SEO, tanto de tu blog o web como el SEO Local. 

Para terminar, recuerda que el Inbound Marketing, además de tener impacto positivo sobre tu marca y tus ventas, también ayuda a diferenciarse de otros negocios similares y por los tanto mejora el posicionamiento. 

Esperamos que te haya picado el gusanillo, y que implementes el Marketing de Atracción en tu estrategia digital. 

Misión, visión y valores para Turismo Rural 

La misión, visión y valores son la base de cualquier negocio. En turismo rural te ayuda a saber cual es el lugar que ocupas o quieres ocupar en el mercado y te sirven de guía para alcanzar tus objetivos. 

Definir estos aspectos ayuda a aclarar ideas y mejorar la la toma de decisiones en tu proyecto. En este artículo te explicaremos de manera sencilla en qué consiste cada uno de estos conceptos y cómo puedes empezar a ponerlos en práctica. 

Misión

¿Quién eres? ¿Qué haces? ¿Por qué te dedicas a esto y no a otra cosa? ¿A quién ayudas?.

Puede que tengas muy claras estas preguntas, pero lo normal es no habértelo preguntado con la suficiente honestidad como para poder responderlas de manera segura. Tómate tu tiempo para poder responderlas y no te infravalores. 

La misión tiene que ver con la propuesta de valor, con aquello que te diferencia y que a la vez define lo que haces. Define lo que hace tu empresa, pero desde un punto de vista más reflexivo. La misión es lo que haces en tu día a día, y es lo que te acerca a alcanzar tu visión. 

Visión

¿Qué te gustaría conseguir? ¿Qué lugar quieres ocupar en el futuro? ¿Para quién lo harás? 

Permítete soñar. No dejes que el pesimismo o un exceso de realidad te corte las alas, la sinceridad y la honestidad también tienen derecho a soñar y a desear metas que, aunque a tu parte racional le parezcan inalcanzables, con el tiempo son más que posibles. Pero tampoco te pases de optimista. Intenta buscar el equilibrio entre lo que te gustaría conseguir y lo que es alcanzable sin caer en los excesos de un lado o del otro. 

La visión responde a quién quieres ser o dónde quieres llevar tu proyecto en el futuro. Es un objetivo a largo plazo y debes poder resumirlo en una frase corta sencilla y directa, para que tenga la capacidad de convertirse en un mantra que puedas repetir una y otra vez hasta que lo consigas. 

La visión al ser de carácter general tiene cierta responsabilidad sobre ti mismo, tu negocio, tus empleados y tu entorno más próximo. Procura que una parte importante de esta visión tenga un propósito real y de compromiso con las personas y el entorno en el que te mueves, así tendrá más sentido para quienes trabajan o colaboran contigo porque se sentirán parte del plan y harán todo lo posible para conseguir la visión. 

Valores

Los valores son los principios éticos que marcarán el comportamiento y la forma de relacionarse de tu negocio con el mundo. Dicho de otra manera, son la personalidad de tu empresa. 

Se trata de la parte más humana de la marca, conecta contigo, con tus empleados, colaboradores y clientes. Los valores se apoyan de manera directa sobre la misión y la visión, por lo que deben estar muy conectados con la propuesta de valor y el propósito. 

Los valores que escojas para tu negocio deben ser reales, no intentes aparentar algo que no eres, los viajeros en particular y los clientes en general, son muy astutos y detectan muy rápido las incoherencias. 

Analiza tu misión, tu visión, el perfil de tus clientes y construye valores sólidos que sirvan como símbolos de los pilares de tu negocio. Piensa que las personas no compran servicios, ni productos, compran valores. 

Ejemplo práctico

Sao Lourenço do Barrocal – Alentejo, Portugal

Misión: Adaptar la granja para hacerla visitable a través de la rehabilitación de los diferentes espacios para hacer sentir a los huéspedes la grandeza de la historia de esta finca. 

Visión: Devolverle la vida a la comunidad respetando su ecología única y su historia antigua. 

Valores: Sostenibilidad, Autenticidad, Sensibilidad y Hospitalidad. 

Si quieres saber más sobre este lugar, puedes visitar su web o puedes ver este artículo que le dedicaron en la guía de viajes El Viajero el periódico El País, en el año 2018.

Coherencia

La coherencia es clave para cualquier negocio. Una vez hayas definido la misión, la visión y los valores asegúrate de que hay coherencia entre ellas. 

La visión, misión y valores de una empresa no son, o no pueden ser, un listado de frases y palabras carentes de significado que se cambian según las tendencias del mercado. Han de ser una apuesta real por la mejora de la sociedad.

Si has establecido que alguno de los valores de tu casa rural o bodega es la cercanía y familiaridad, en cada visita deberías tratarle como a un amigo o un familiar. Sino es así, no existirá una coherencia entre lo que dices que eres y lo que realmente eres, por lo que esto acabará dificultando conseguir tu objetivo final que es la visión. 

Definir de manera coherente cada uno de estos conceptos será clave para planificar y llevar a cabo las acciones de venta y comunicación de tu producto o servicio en el futuro, permitiéndote reducir los riesgos y aportando mayor claridad en el camino para conseguir tus objetivos. 

Cómo te comentamos al principio del artículo, esta es la base para todas las acciones que tomes después. Será tu guía para definir tu marca, identidad y estrategia de negocio. 

Por último, tener clara cuál es tu misión, visión y valores te ayuda a determinar si lo que estás haciendo hoy te acerca a lo que te gustaría conseguir en el futuro. 

¿Las acciones que estás llevando a cabo te acercan a tu visión?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies